Revista Hola Entrevista

May 11, 2016

Verona Peñalba

En la cima de la creatividad

Esta joven pintora, a quien le corre el arte por sus venas y fluye por todos sus sentimientos, nieta del gran Rodrigo Peñalba, primer exponente de la pintura moderna en Nicaragua, está en una de las etapas más importantes de toda mujer: creación. Lleva a Ella en su vientre y con gran emoción y amor, espera su pronto nacimiento. Sabe que será su mejor compañía, sueña con verla a su lado, que la observa sonriendo mientras pinta.

Se la ha imaginado, pero no se ha atrevido a dibujarla. Quiere esperar a despertar de su sueño, abrir los ojos y verla. Contemplar su rostro será de mucho deleite para Verona, pues tiene especial atracción por los retratos, su sello personal como pintora.

 

Todo se remonta a su infancia, las obras de su abuelo Rodrigo Peñalba son el génesis de su influencia artística. Siempre rodeada de pintura y de artistas, ver el rostro de alguien en un espacio de la casa, ha sido muy natural.

“Toda mi vida he estado rodeada de retratos. En casa de mi padre y mi abuela hay cuadros de mi abuelo. Su presencia siempre está en todos lados, aunque él ya no esté entre nosotros. Para mí ha sido muy normal ver en un cuadro el rostro de alguien que conozco. En la casa de mi hermana, hay un retrato de mi abuela, y yo la veo ahí, aunque ya no esté en vida. Tener esa presencia de alguien en un espacio, aunque ya no esté con uno, ha significado mucho para mí”.

 

¿En qué momento decidiste dedicarte por completo a la pintura?

Empece a pintar ya mas seriamente a los 18 años. Me he dedicado a pintar por tiempo completo desde hace 4 años. Descubrí la facilidad que tenía para transmitir lo que veía. No es un realismo, porque no pinto así, pero tengo la facilidad. Esa habilidad me llevó a disfrutarlo mucho, a que cada momento que tuviera libre, después de mi universidad o trabajo, quisiera pintar. La gente empezó a mostrar mucho interés en mi trabajo y una fuerza en mí me decía que me dedicara por completo. Disfruto hacerlo todo el tiempo, me llena de buen humor y es placentero ir viendo la meta que deseas alcanzar con cada cuadro.

 

¿En Italia perfeccionaste tu vocación?

Sí. Cuando descubrí que quería estudiar arte como segunda carrera, decidí ir a Italia, de donde mi abuelita era originaria. Me mudé, conseguí un trabajo y encontré a una profesora australiana muy buena que había tenido su taller en Florencia y en New York y se acababa de mudar a Roma. Recibía clases los fines de semana de dibujo, carboncillo y de óleo. Era una riqueza ir cada fin de semana con ella. Me enseñó la técnica para pintar realismo, cómo manejar el color, las sombras, todo como un básico. Estuve año y medio allá.

 

Vemos muchos rostros en tus obras, Te gusta el Retrato

Es una decisión muy personal. Para mí, las pinturas son retratos, instintivamente. Me gustan los cuadros de gente, de cuerpos, rostros. Lo figurativo me permite esa conexión con las personas. A nivel personal, me gusta conocer y observar el porqué de cada persona, de cierta manera puedo reflejar lo que está dentro de mí.

 

Háblanos sobre la inclinación de tu técnica.

Utilizo mayormente acrílico porque es un medio más versátil, que me ayuda a hacer cosas diferentes que quizás el óleo no lo permite. Yo uso acrílico sobre papel o sobre madera especialmente. El acrílico sobre papel es una mezcla de acuarela con acrílico, yo aguado mucho el acrílico y lo uso como acuarela, es una mezcla de esas dos técnicas. Sobre madera es una técnica mucho más pesada, uso macilla y espátula, para dar movimientos más gruesos y pesados, porque la madera me da solidez, siento que puedo descargar más color, más formas en el cuadro. Ambas me gustan: la fuerza de la madera y el color, y la delicadeza del papel y del agua que tiene que ser muy sutil. La tela la uso de vez en cuando, ahora estoy más con el papel y la madera.

 

En todos tus cuadros la presencia de los colores es asombrosa. Siendo rostros, ¿cuáles son tus colores base?

Tengo una base de azul, rosa y rojo mayormente. Siempre comienzo con eso y en dependencia del sentimiento y la situación me voy por colores más fríos o más cálidos. Mis colores base me permiten seguir el camino. Si es un retrato me dejo guiar por los colores naturales de la persona para que se pueda identificar con lo que refleja, pero también uso colores que no son la realidad para resaltar la luz y las características de esa persona.

 

¿Cuántas obras has Realizado en tu carrera artistica?

He realizado más de 200 obras, viviendo y exponiendo entre República Dominicana, Miami e Inglaterra. Todas se han vendido, y eso como pintor es de mucha satisfacción.

 

¿Expondrás aquí en Nicaragua?

Ahora que espero a Ella, quiero compartir mi alegría aquí en el país y me gustaría realizar una exposición al mes de su nacimiento, en junio. Quiero presentar 12 obras en formato grande que estoy trabajando y otros 12 retratos que he hecho para las personas, esas me las prestarían para exponerlas. Me gustaría que fuese en la Sala de los Cristales del Teatro Nacional Rubén Darío o en el Centro Cultural Pablo Antonio Cuadra.

 

¿Ella te ha inspirado?

Ella me llena de tranquilidad emocional y eso me permite pintar. Yo tengo que estar tranquila, relajada y feliz para pintar y expresar. Mi bebé está bien y me permite ejercer mi carrera todos los días. Quiero que esté a mi lado, será mi compañera. Me imagino pintando y ella viéndome, mi mejor compañía.

 

¿Qué metas deseas seguir trazando?

Una meta constante es hacer lo que me gusta, mostrar a las personas las nuevas obras que hago. Cada vez me descubro como artista y quiero que la gente me acompañe en ese proceso artístico.

 

Texto: Fátima Arellano.

Producción: Fátima Arellano.

Fotografías: Yorch Sans.

Peinado y maquillaje: Trés Jolie.

 

Please reload

ARCHIVEARCHIVO

VIVA NICARAGUA LIBRE

April 19, 2019

1/10
Please reload

Please reload

STAYCONNECTEDCONECTEMOS

  • instagram.jpg
  • free bright paint social icons[3].jpg